como editar videos profesionales

Cómo editar vídeos como un profesional

En este artículo te voy a dar una serie de consejos para que aprendas a editar vídeos como un profesional o, al menos, para guiarte en el camino hacia conseguirlo.

Para guiarte lo más adecuadamente posible voy a darte tanto consejos y recomendaciones como pasos a seguir a lo largo del artículo, o sea que no te saltes ni uno.

IMPORTANTE: este artículo NO VA SOBRE cuáles son los mejores programas de edición de vídeo y sus diferencias, para eso ya tienes este enlace. Este artículo va sobre consejos para editar vídeos profesionales.

Es decir, voy a darte unos consejos para que empieces a poner ciertas prácticas en marcha y que son las que diferencian un amateur de un profesional.

Aprende las bases del vídeo

Puede parecerte muy obvio, pero he conocido mucha gente que se dedica profesionalmente a la edición de vídeo sin saber bien cuáles son las bases del vídeo o, incluso, sin haber grabado previamente.

Está claro que en cine los editores de vídeo o montadores no se dedican a usar una cámara (no son operadores de cámara) pero créeme que tienen las bases muy bien asentadas. En el caso de un Filmmaker, recomiendo mucho que aprendas desde la base y, gracias a ello, sabrás de forma más profunda qué es lo que necesitas hacer en la edición para que el vídeo quede más profesional.

Si todavía no tienes claras las bases, te dejo por aquí el curso de iniciación al vídeo.

curso de grabación de vídeo

Aprende a grabar vídeos profesionales

Realmente este punto va muy ligado al anterior, ya que es imprescindible que aprendas a grabar lo más profesionalmente posible, utilizando los conceptos teóricos del vídeo, para conseguir los mejores resultados.

Para que aprendas las bases del vídeo, te dejo por aquí un tutorial de YouTube en el que te explico cómo grabar vídeos profesionales.

Sé que este artículo va de edición y no de grabación, pero es que cuando editas contenido que, per sé, es de mala calidad, no vas a conseguir un buen resultado.

De hecho, este es el siguiente punto que quiero explicarte y, entonces, ya nos meteremos en el mundo de la edición en los siguientes apartados.

Utiliza material de calidad en tus vídeos

Como te he dicho, de nada sirve saber utilizar un programa de edición a la perfección si no tienes un buen contenido para poder hacer una muy buena edición.

Y esto no solo tiene que ver con el momento de la grabación, ya que es posible que tú seas el editor y no el operador de cámara del contenido (es relativamente común en producciones grandes). Sin embargo, hay momentos en los que tendrás que tomar ciertas decisiones en cuanto al contenido, como por ejemplo: si tienes que comprar vídeos de stock, si tienes que elegir entre dos planos diferentes para mostrar algo en un vídeo, etc… Pues bien, no te olvides de la calidad del vídeo en ambos casos (o en cualquier otro).

El material siempre ha de ser de calidad, por encima de todo. Y, sobre todo, que no difiera en calidad de imagen con respecto al resto de clips. Por ejemplo, no vale usar clips 4:2:2 150 kbps 10 bits en un clip y, al mismo tiempo, usar vídeos grabados con un teléfono móvil y la exposición en automático, porque el mejunje que conseguirás de ahí no tendrá buena pinta.

Por otra parte, no todo es la calidad de imagen, ya que de nada sirve que la cámara y objetivos que uses tengan una buena calidad de imagen si no ayudan a contar una historia o, incluso, los clips que te han pasado están mal grabados.

Lo importante es que, en líneas generales, utilices un buen material para la edición. Y hablando de edición, ahora sí, pasamos a los consejos de edición.

Elige el mejor programa de edición de vídeo para ti

Es importante elegir el mejor programa para ti. Para ello has de saber qué es lo que quieres conseguir, por supuesto. Es decir, debes saber cuáles son los tipos de vídeo que deseas hacer u tus preferencias. Por ejemplo:

  • Si usas Mac y quieres la máxima integración y eficiencia, Final Cut Pro X será tu mejor opción.
  • Por el contrario, si quieres un programa con muy buen rendimiento y gratuito, quizás lo mejor sea Davinci Resolve.
  • También podría pasarte que ya usaras algunos programas de Adobe y, por lo tanto, tuvieras la suscripción total a la Creative Cloud, en cuyo caso lo mejor es que uses Premiere Pro.
  • También tienes la opción de usar Filmora Pro, que tiene un precio muy económico y, además, es muy intuitivo.

Lo importante, una vez elegido el programa perfecto para ti, es el siguiente punto.

Fórmate con el programa de edición que uses

Es extremadamente importante que aprendas a usar el programa de edición de vídeo que hayas elegido, sea cual sea.

IMPORTANTE: evita intentar aplicar todos los conocimientos que tengas sobre el programa a la vez, porque al final estarás sobrecargando el vídeo. Te lo comento porque esto es algo super típico en la gente cuando empieza.

Cuando estás aprendiendo a utilizar un programa de edición de vídeo, te recomiendo sin lugar a dudas que acabes teniendo los siguientes conceptos claros:

  • Es importantísimo que sepas cómo funciona la interfaz, para qué está destinada cada parte de la misma, etc…
  • También es imprescindible que aprendas cómo se importan vídeos al programa y que crees proxies al hacerlo para trabajar con una mayor fluidez.
  • Crear el proyecto/línea de tiempo también es extremadamente importante, eligiendo correctamente la resolución y el ratio de fotogramas.
  • Has de aprender a usar todas las herramientas de edición básicas: la herramienta de cortar, la herramienta de trimar, la de rango, etc…
  • También has de aprender dónde están los videoscopios.

No sé cuál es tu programa de edición elegido, pero si es Final Cut Pro X, te dejo por aquí mi curso, por si le quieres echar un vistazo.

curso básico de final cut pro x

Limpia los clips y acorta el proyecto

Cuando digo limpiar los clips me refiero a seleccionar el fragmento que realmente tenga relevancia del mismo, en el que pasa la acción y que, además, no tenga ni vibraciones ni haya elementos que molesten visualmente.

Muchas veces queremos meter el máximo contenido posible porque nos encanta un clips y cometemos el error de meter un fragmento más largo del que deberíamos. Esto resulta en que el vídeo final es mucho menos ameno. Es decir, si tuviéramos que valor los clips individuales es posible que el fragmento más largo pueda molar, pero al estar en un proyecto acompañado de otros clips, pues no debería de durar tanto.

EJEMPLOS: el típico ejemplo es cuando tienes un clip de 15 segundos y en los 3s del principio y en los 3s del final estás desplazándote o hay vibraciones en la imagen, y de los 9 del centro resulta que la acción de verdad se encuentra en los del medio (del segundo 6 al segundo 9). Pues bien, en vez de elegir del segundo 3 al segundo 12, elige solo de 6 al 9, y tendrás suficiente para contar tu historia, aburriendo lo menos posible.

Créeme que esto te va a pasar al principio, y mucho. Y lo siguiente que voy a decirte te va a pasar todavía más, aun cuando ya te dediques profesionalmente a ello.

Filtra a la hora de elegir. Menos es más

A día de hoy, aun cuando filtro infinitamente más que antes, todavía me sigue costando decidirme entre qué clips usar y cuales no en un proyecto.

Cuando hablo de filtrar me refiero precisamente a esto. Por ejemplo: si tienes que cubrir 5 segundos de un vídeo y tienes 7 clips diferentes que encajan con lo que quieres mostrar en ese tiempo, deberías de elegir uno o dos clips solamente (dependiendo del ritmo que tenga tu vídeo, por supuesto).

Pues muchas veces pasa que nos cuesta decidir y metemos más clips de la cuenta en el vídeo, obteniendo dos posibles resultados:

  1. O un vídeo más dinámico de forma forzada. Es decir, un vídeo más comprimido, que dura lo mismo, pero con más cantidad de clips dentro. Esto no siempre es bueno, porque no en todos los vídeos se requiere del mismo dinamismo, no todos los vídeos son de acción, enérgicos, etc. Por otra parte, la riqueza narrativa de todos los clips no es igual, por lo que es mejor no pasarse de la raya.
  2. La segunda opción es un vídeo más largo. Sí, esto pasa muchas veces, que acabamos metiendo más contenido y, por lo tanto, creamos un vídeo de mayor duración, siendo este más aburrido y menos dinámico.

Dependiendo del tipo de vídeo y de su finalidad decidirás una cosa u otra. Lo importante es que seas capaz de decidir qué es lo que más le conviene a tu vídeo.

VÍDEO-CONSEJO: menos es más. Deja de intentar meter todos los clips “aceptables” que tengas en la línea de tiempo y, en vez de eso, mete solo los más “impresionantes”. Créeme que aunque haya menor cantidad de clips, el vídeo final transmitirá mucho más. Un truco para esto es categorizar primero los clips y colocar la etiqueta “favorito” solo a los mejores. Pues bien, usa siempre los favoritos antes que el resto.

El sonido es un 50% de la edición

Ufff, este punto es importantísimo y diferencia mucho a un amateur de un profesional.

El amateur suele pasar por alto el sonido muy a menudo. De hecho, suele fijarse solamente en la música y ya está, pero es que la música no es el único audio importante. Que sí, que la música crea un muy buen ambiente y su elección es importantísima, pero no lo es todo.

El diseño de sonido es el extra que diferencia a un pro de un amateur. Y qué es el diseño de sonido en un vídeo, te preguntarás. Pues bien, es cualquier otro sonido que has de poner en cada clip/escena para dar una atmósfera mucho más profunda al vídeo. Por ejemplo, si el paisaje es el mar, que suele el mar; si el fondo es un bosque y se mueven los árboles, que haya sonido de viento y follaje; si se ve que está lloviendo fuertemente, que haya un sonido de tormenta. Estos son solo ejemplos de lo que es el diseño de sonido.

Y no solo aplican a los clips de vídeo, sino a las animaciones, los efectos, etc…

El etalonaje y la corrección de color es imprescindible

Otro truquito para que tus vídeos sean más profesionales y para que, por lo tanto, te conviertas en un verdadero experto en el sector del vídeo, es que aprendas sobre color. Y cuando hablo de color, hablo de dos cosas: corrección de color y etalonaje o gradación de color. En inglés encontrarás estos términos como color grading (etalonaje) y color correction (corrección de color).

La corrección de color puede solucionar problemas de configuración de la cámara a la hora de grabar. Por ejemplo, el típico vídeo que se graba con un balance de blancos muy cálido. Si este vídeo no se corrige, quedará mucho más amateur. Sin embargo, si corriges ese balance de blancos, nadie se dará cuenta y, por lo tanto, parecerás super profesional.

El etalonaje es el siguiente nivel. Básicamente se trata de darle un look o aspecto concreto a tus vídeos. Es decir, darle unos tonos peculiares. Si te fijas en el cine, cada película tiene su propio aspecto, su propia paleta de colores, etc… Pues bien, eso es el etalonaje.

Y si quieres aprender a hacerlo, te dejo por aquí mi curso de etalonaje y corrección de color en Final Cut Pro X.

curso de etalonaje y corrección de color en final cut pro x

No te olvides de la finalidad del vídeo

Realmente esto es algo que has de tener presente en todo momento, y no solo a la hora de editar. Por ejemplo, no es lo mismo hacer un documental que un vídeo corporativo. En el primer caso puedes permitirte un vídeo más fluido y menos técnicamente perfecto (en cuanto a movimientos de cámara, etalonaje, etc). Sin embargo, el vídeo corporativo debería de estar más perfecto.

Pues bien, tener en mente el objetivo del vídeo en todo momento es imprescindible a la hora de editar.

EJEMPLO: no es lo mismo un vídeo resumen de un evento que un anuncio para las Stories de Instagram de ese mismo evento. Es posible que en el anuncio de Instagram Stories se use el material grabado del evento del año anterior, pero el vídeo va a ser totalmente diferente al del resumen del evento del que se ha obtenido el material. Y esto tiene sentido porque ambos vídeos tienen funciones totalmente diferentes, se van a reproducir con relaciones de aspecto distintas, tendrán duraciones específicas, etc…

Con este punto lo que quiero decirte es que para sacar más el jugo al material que tengas disponible a la hora de editar, lo ideal es que tengas presente para qué va a usarse el vídeo todo el rato. De esta forma, la atmósfera que crearás cuando estés editando llevará mayor parte de su esencia dentro.

Aprende todo sobre las máscaras

Las máscaras son imprescindibles cuando pretendes hacer efectos de nivel intermedio-alto en tus vídeos. Está claro que no puedes usar máscaras si no tienes ya cierto nivel a la hora de editar, pero doy por hecho que si estás leyendo este artículo es porque, como mínimo, quieres tenerlo en un futuro, o sea que tenlas en cuenta.

En el curso de efectos y transiciones en Final Cut Pro X te explico cómo hacer diferentes efectos sencillos a través de máscaras, o sea que te lo dejo por aquí por si le quieres echar un vistazo.

curso de efectos y transiciones en final cut pro x

No te olvides del desenfoque de movimiento

El desenfoque de movimiento o motion blur es otro componente que puede ayudar a que tu vídeo parezca más profesional.

En todos los clips debería de haber algo de desenfoque de movimiento, aunque esto se consigue a la hora de grabar.

Entonces es muy posible que te estés preguntando por qué recomiendo esto en este punto. Pues bien, el desenfoque de movimiento externo, el que se pone como un efecto, se aplica en el programa de edición y sirve para dar sensación de velocidad, por lo que aplicarlo en efectos de cámaras rápidas/rampas de aceleración o similares suele dar un resultado muy profesional.

Aprende a editar de forma eficiente

En este apartado voy a hablarte de eficiencia. Es decir, de ahorrar el máximo tiempo posible sin dejarte nada gracias a tener un flujo de trabajo profesional.

Atajos de teclado y configuraciones

El primer punto es que te aprendas los atajos de teclado que más uses. Esto va a hacer que agilices mucho las tareas y, además, que comprendas mejor cómo funciona el programa. El hecho no solo de usar atajos de teclado, sino de buscar cuáles son en internet, hará que acabes teniendo que leer información y que te hayas forzado a usar esa herramienta muchas veces. Esto se traduce a que finalmente estarás dominando mejor el programa y, además, serás capaz de usarlo más rápidamente, entregando el mismo trabajo final.

Además de los atajos de teclado, tener el programa configurado para editar lo más rápido posible hará que te sea siempre más sencillo.

Cuando editas muchas horas has de intentar que cualquier acción que hagas constantemente, puedas hacerla con el menor número de clics posible, bien sea por saber un atajo de teclado o por estar más cómodo con la interfaz gracias a una configuración adecuada del programa.

Organización

La organización va a hacer que te den menos dolores de cabeza, sobre todo en trabajos complejos o en los cuáles hay un cliente de por medio.

De cara a la organización, tienes diferentes opciones:

  • Antes incluso de importar el contenido al programa de edición de vídeo, tener una organización previa de las carpetas y los diferentes archivos que van a componer el mismo va a ser crucial. Mi meta siempre es que si coge alguien que sepa usar FCPX la carpeta con el proyecto y todos los archivos sepa donde se encuentra cada elemento. Pues bien, eso es una organización buena.
  • Organización previa a la edición. En este caso, hablo de catalogar el contenido dentro de la biblioteca del programa de edición de vídeo. Para ello, puedes usar palabras clave, diferentes eventos, colecciones inteligentes, etc…
  • También has de ser organizado mientras editas. Para esto tienes las funciones de vídeo y audio, tienes los marcadores, etc…

IMPORTANTE: la organización es crucial para los proyectos que se alargan en el tiempo. A mí me ha pasado de que un proyecto dure 3 o 4 meses (solo la edición), ya que el cliente tiene que pasar el contenido a sus supervisores y desde que pasaba cada versión hasta que me daban feedback de ella pasaban 15-20 días. Esto puede provocar que cuando tengas que corregir el proyecto no te acuerdes de dónde está cada cosa o de por qué has hecho cada parte de la edición. Para solucionar este potencial problema, tener todo marcado con funciones de vídeo y audio o marcadores puede ayudarte a que recuerdes a qué se corresponde cada clip.

Usa títulos, transiciones y efectos de profesionales

Si eres editor de vídeo y siempre tienes la necesidad de usar algunos efectos, títulos, etc, lo que te recomiendo es que inviertas en ellos (bien sea en tiempo o en dinero).

Por ejemplo, si te dedicas a los vídeos corporativos, tener títulos corporativos te vendrá muy bien, o sea que te recomiendo que compres algún pack de títulos corporativos que encuentres en internet. Lo mismo con los efectos, transiciones, etc…

Piensa que invertir en ahorrar tiempo y en mejorar el aspecto de tus vídeos nunca es un gasto (ni de tiempo ni de dinero).

Si aprendes de motion graphics, mejor

La otra opción (frente a lo que te comentaba en el punto anterior) es que seas tú mismo quien crees los títulos, efectos, transiciones, etc… Para ello, te recomiendo que empieces a usar o After Effects o Motion 5 (solo para Apple, que es el que uso yo).

De esta forma serás capaz de crear cualquier tipo de recurso audiovisual que te sirva para todos tus proyectos.

Y con esto yo creo que ya he terminado la lista de los mejores consejos que puedo darte para que edites como un profesional. Si tienes dudas o información extra que añadir, puedes dejar un comentario aquí mismo.

Reader Interactions

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Francisco Javier Mares Guardiola.
Finalidad: Poder gestionar y moderar los comentarios que realices.
Legitimación: Tu consentimiento para la finalidad descrita.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros no necesarios para el desarrollo de la actividad, salvo por obligación legal. No se harán transferencias de datos a terceros países.
Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional y detalladaPolítica de Privacidad.

¿Quieres aprender todos mis secretos?

monte cook hooker valley track

Algo es secreto cuando no es compartido. 

¿Y si te digo que en mis cursos te comparto absolutamente todo lo que me ha llevado a tener el nivel que tengo ahora mismo?

Así es, ya no es un secreto, y tú puedes hacerlo igual que yo, o sea que EMPIEZA YA.