Fotografía URBANA | TRUCOS, material, composición

La fotografía urbana es un campo de la fotografía que suele atraer bastante la atención a muchos fotógrafos, tanto profesionales como amateurs. De hecho, a lo largo de nuestro camino fotográfico, creo que muchos hemos sentido atracción por este tipo de fotografía alguna vez.

Por eso hoy voy a hacer este artículo, para darte unos consejos que seguro te ayudarán a mejorar tus habilidades en este campo y, por lo tanto, a conseguir mejores fotos urbanas.

¿Qué es la fotografía urbana? | Definición

La fotografía urbana es un tipo de fotografía que consiste en plasmar con tu cámara situaciones cotidianas que ocurren en un entorno urbano aportando siempre el punto de vista personal del fotógrafo.

Realmente no existe una técnica fotográfica concreta a usar ni ninguna regla de composición que haya que tenerse en cuenta a la hora de disparar en la calle, pero si existen un montón de trucos que van a a poder ayudarte a mejorar en este campo.

Tipos de fotografías urbanas

Dentro de la fotografía urbana hay muchos tipos de fotografías que vas a realizar, y cada una de ellas requerirá unos parámetros concretos, incluso material diferente.

Trucos para hacer mejores fotos urbanas

Obviamente, y aunque depende del tipo concreto de foto que estemos hablando, vamos a necesitar unas cosas u otras a la hora de ser más efectivos realizando una fotografía de paisaje urbano, o sea que vamos a ir viendo uno por uno los consejos que te doy.

Lleva el material que te permita hacer el tipo de fotos que te gusta

Puede parecer muy lógico, pero cada foto requiere de un material concreto para poder hacerse.

Si pretendes hacer robados sin que miren a la cámara, vas a necesitar, por lo menos, un 50mm. Obviamente si llevas un 85mm o un 70-200 o similares, mejor.

Por ejemplo, si quieres hacer la típica foto de paisaje urbano desde altura super impresionante, necesitarás un 35mm o una distancia focal menor (más angular).

Si quieres hacer una larga exposición diurna, necesitarás, como mínimo, un trípode (y puede que también algún filtro).

Cuando vayas a salir de casa piensa en qué fotos quieres hacer, el material que se necesita para hacerlas y mételo en tu mochila. Con esto te asegurarás de llevar lo que puedas necesitar.

Prepárate para todo lo que pueda pasar

Esto no sólo significa que no vayas mirando el móvil por la calle, sino que lleves el equipo colgando con el objetivo que vas a querer a utilizar listo y la cámara encendida (lleva siempre una tarjeta de memoria y batería en el bolsillo, por si a caso).

Y no sólo esto, si lo que quieres es no perderte el momento nunca, te recomiendo que aprendas a usar los modos semi manuales de cámara. De hecho, el modo prioridad de velocidad puede ser muy acertado para este tipo de situaciones.

Intenta pasar desapercibido

Si pretendes hacer fotos robadas (sin que la gente se entere) te recomiendo que uses el equipo más pequeño del que dispongas. De esta forma sólo parecerás un aficionado inofensivo que apenas sabe usar su cámara.

Otro truco es guardarte la cámara debajo de la chaqueta y sacarla sólo cuando lo necesitas, quitarle el parasol al objetivo para que abulte menos, etc…

Si usas una cámara mirrorless o una reflex con pantalla abatible, te recomiendo que dispares tu cámara sin ni si quiera mirar por el visor (usando el live view). Nadie se dará cuenta de que estás haciendo fotos en ese preciso instante y tendrás fotos robadas más chulas.

No borres las fotos callejeras hasta que no las veas en el ordenador

Muchas veces te pasará que llegarás a casa y te encontrarás con algún elemento compositivo que no sabías que estaba a la hora de hacer la foto y le da riqueza a la misma.

Por esto mismo, nunca borres desde la cámara haciendo este tipo de fotografías. Sería toda una lástima perder una buena foto por impaciente.

Sonríe cuando vayas a retratar a la gente

En el caso de que vayas a hacer retratos en los que la gente ha de mirar a cámara, nunca te acerques sin sonreír o poner cara de buen rollo. No quieres asustar a nadie, créeme.

Por lo tanto, si has de hablar un rato antes con esa persona y explicarle a qué te dedicas para que te deje hacerle fotos, hazlo, no te cortes. Pero no pierdas oportunidades de hacer fotos por no ser agradable o por vergüenza.

Si le haces una foto chula a alguien pídele su email

Si has conseguido un fotón de alguna persona y no se ha dado cuenta de que se la has hecho, será genial que te acerques, le enseñes la foto y, en caso de que le guste, le pidas el email para poder enviársela cuando la tengas lista.

Haciendo esto es muy posible que te nombre si la sube a Instagram o simplemente empiece a seguir tu trabajo.

Usa el modo ráfaga para no perderte fotos

Aunque dispares las fotos normalmente de una en una, te recomiendo tener la ráfaga activada siempre para no perderte fotos en caso de que pasara algo.

Aun teniendo la ráfaga activada te recomiendo que dispares las fotos normales presionando el botón en cada foto individual y, en caso de necesitarlo, puedes mantenerlo presionado para activar la ráfaga. De esta forma estarás listo para lo que pueda pasar sin necesidad de malgastar disparos.

Cuidado con la exposición

Probablemente la exposición va a variar mucho de unas escenas a otras, o sea que te recomiendo que le eches un vistazo a los modos de medición de luz e, incluso, que te guíes usando el histograma para clavar la exposición perfectamente.

Tus derechos, sus derechos

siempre serás el propietario de la foto que hagas, pero si una persona te pide que la borres porque es el protagonista claro de la foto, lo vas a tener que hacer (aunque duela).

En caso de que vayas a sacar partido comercial directamente con esa foto (que la vendes en fotografía de stock, por ejemplo), necesitarás que te firme un contrato de cesión de derechos de imagen.

Inspírate a través de internet

Te recomiendo que uses Instagram para buscar cuentas de fotografía urbana e inspirarte antes de tus salidas. Incluso veo muy buena idea que te lleves a algún compañero fotógrafo que esté por la labor.

Aprende a editar para sacarles el máximo partido a todas tus fotografías

Esto puede parecer muy obvio, pero haciendo la foto tienes la mitad del trabajo, luego queda dejarla perfecta. Para ello, has de aprender a editar lo mejor posible.

Si todavía no sabes o quieres mejorar, échale un vistazo a mis cursos para fotógrafos (entre los que tengo cursos de Lightroom).

Aprende a componer correctamente

Te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo sobre tipos de composición fotográfica para que saques ideas antes de salir a la calle con la cámara y te propongas, de hecho, hacer algunas de las composiciones que te enseño en el mismo.

No dejes de lado el color y su armonía

El último consejo que te doy es que aprendas sobre la armonía de color en toda su gama cromática para que puedas llegar a fijarte (si tienes nivel suficiente). Ponte pruebas para hacer composiciones usando diferentes armonías de color y al llegar a casa compruebas qué tal ha ido.

Con esto acabo el artículo y espero que te haya servido y enseñado algo. Si tienes dudas o información extra que añadir, puedes dejar un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Francisco Javier Mares Guardiola.
Finalidad: Poder gestionar y moderar los comentarios que realices.
Legitimación: Tu consentimiento para la finalidad descrita.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros no necesarios para el desarrollo de la actividad, salvo por obligación legal. No se harán transferencias de datos a terceros países.
Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional y detalladaPolítica de Privacidad.

¿Quieres aprender todos mis secretos?

monte cook hooker valley track

Algo es secreto cuando no es compartido. 

¿Y si te digo que en mis cursos te comparto absolutamente todo lo que me ha llevado a tener el nivel que tengo ahora mismo?

Así es, ya no es un secreto, y tú puedes hacerlo igual que yo, o sea que EMPIEZA YA.