Share on facebook
Share on twitter
Share on email

¿Cómo fotografiar la vía láctea? GUÍA completa de fotografía

Este artículo va dedicado para todos aquellos amantes de la fotografía nocturna que queréis mejorar vuestras fotografía, pero todavía no sentís que tenéis el nivel suficiente como para conseguir fotografías espectaculares de la vía láctea como la siguiente.

Por ello, he hecho una guía completa sobre cómo fotografiar la vía láctea, para que cualquiera pueda hacerlo.

Un saludo especial a Santiago, que me mandó este tema para hacer un artículo, ya que tenía curiosidad por saber más sobre ello.

Y, como siempre, toca empezar desde el principio. O sea que ¡vamos allá!

Tabla de contenidos:

¿Qué es la vía láctea?

La vía láctea es una galaxia enorme, en la que se encuentra nuestro sistema solar, que contiene varios cientos de billones de estrellas.

Tiene forma de espiral y es absolutamente preciosa (si tienes tiempo para verla desde un lugar muy oscuro es absolutamente increíble).

Su nombre (vía láctea o milky way en ingles) viene dado porque su apariencia es como una mancha de leche que atraviesa el firmamento.

fotografiarla vía láctea contraluz

Partes de la vía láctea

Aunque saber las partes de la vía láctea no es absolutamente relevante ni esencial para hacer buenas fotos de la misma, voy a explicarlas un poco de forma breves para todos los curiosos.

  • Halo: es la esfera que envuelve de forma externa la vía láctea. Obviamente el halo apenas tiene concentración de estrellas (en comparación con las otras dos partes que vamos a ver).
  • Disco: se compone principalmente de estrellas jóvenes y es la parte de la vía láctea donde más concentración de gas hay. Evidentemente tenemos subdivisiones, pero esto es materia excesivamente avanzada (dada la finalidad de este artículo).
  • Bulbo: el bulbo es la parte más interna, con forma esferoidal achatada (similar a la de nuestro planeta). Tiene la mayor concentración de estrellas.

Ahora que ya tengo contento a aquellos curiosos que tenían el gusanillo, vamos a comenzar por lo bueno.

Planificación para fotografiar la vía láctea

La primera parte del trabajo está en la preproducción. Es decir, todo lo que tiene que ver con la planificación del momento en el que fotografiaremos la vía láctea. La planificación para fotografiar la vía láctea incluye bastantes cosas, o sea que vamos a verlas.

¿Cuándo se puede ver la vía láctea para fotografiarla?

En este apartado voy a hablar del cuándo, tanto de fechas, como de horas, para poder ver nuestra galaxia.

¿En qué época se puede ver la vía láctea?

En primer lugar, la vía láctea está visible en cualquier momento del año, siempre que haya unas condiciones de luz que permitan verla, claro. Comento esto porque es la típica duda que suele haber.

El problema es que no toda la vía láctea está visible todos los días del año. La parte más “bonita” de la vía láctea, aquella que tiene más cantidad de estrellas y constelaciones, la más conocida, el núcleo galáctico, se encuentra en su máximo esplendor desde mitad de Mayo a finales de Julio. Sin embargo, de Marzo a Octubre puede verse este núcleo galáctico, aunque no en su máximo exponente (como pasa de Mayo a Julio).

Es decir, aunque vamos a poder ver la vía láctea todo el año, esta estará más bonita de Marzo a Octubre (y más aún de Mayo a Julio, concretamente).

En caso de que te encuentres en el hemisferio sur, puedes sumarle un par de meses por delante, es decir, desde Marzo aproximadamente, tendrás un bonito centro galáctico.

Condiciones meteorológicas para poder fotografiar la vía láctea

Tras hablar un poco de la época en la que la vía láctea puede visualizarse, ahora hablaremos de las condiciones meteorológicas que han de darse para facilitar que esta pueda verse.

En líneas generales, han de darse las siguientes condiciones:

  • Evitar lugares donde haya una contaminación lumínica excesiva. De hecho, hay que intentar ir a los famosos puntos negros o puntos oscuros. Estos lugares son aquellas zonas alejadas de las grandes ciudades en las que la contaminación lumínica es prácticamente cero. Están situadas, generalmente, en la montaña, por lo que no llega ni un rayo de luz proveniente de las ciudades.
  • Para fotografiar la vía láctea correctamente hay que planificar la salida un día en el que no haya nubes, que el cielo esté totalmente despejado.
  • Por otra parte, hay que evitar que haya luna llena, ya que la luz que esta emite dificultará la visualización correcta de la galaxia que tanto ansiamos fotografiar. Esto no quiere decir que con luna llena no vaya a verse la vía láctea, pero sí es cierto que no será tan espectacular.

Apps y recursos para planificar una salida fotográfica de la vía láctea

Voy a dejarte una serie de recursos, principalmente aplicaciones para el teléfono móvil, que van a ayudarte a planificar lo mejor posible una salida para fotografiar la vía láctea.

Mejores apps para editar fotos con el móvil | GRATIS y de pago

Lugar para fotografiar la vía láctea

Esto es, bajo mi punto de vista, un aspecto muy importante, ya que lo ideal es conseguir un lugar en el que no sólo no haya contaminación lumínica, sino que encontremos un motivo que pueda tener atractivo para nosotros, por lo que ver fotos del mismo previamente es fundamental.

Puedes usar Google, Instagram, foros de fotografía, etc, para buscar buenas localizaciones y poder ver fotos previas. No es esencial, ni mucho menos, que estas fotos sean de la vía láctea. De hecho, no es ni si quiera necesario que sean fotografías nocturnas o de larga exposición. Lo importante es que muestren el lugar y este sea atractivo para ti.

Por otra parte, usar apps como las que hemos visto previamente va a ayudarte a decidir la fecha correcta para el lugar que te interesa en cuestión.

Orientación de la vía láctea para fotografiarla

Esto es lo primero que hemos de saber (sobre todo si tenemos la oportunidad de ver el lugar primero antes del día de la realización de esta fotografía).

La vía láctea siempre se orienta hacia el sur, aunque dependiendo de las fechas habrá variaciones.

  • De Marzo a mediados de Mayo: la orientación será sureste. En estos meses la vía láctea es principalmente horizontal, por lo que pueden hacerse estas preciosas fotos que van de lado a lado, viéndose entera la galaxia.
  • De mediados de Mayo a finales de Julio: del sureste al suroeste. En este periodo la inclinación es media. Es decir, la vía láctea hace una diagonal, por lo que pueden hacerse composiciones muy bonitas si sabemos usar este tipo de composición fotográfica.
  • De Agosto a Octubre: orientación suroeste. Ahora es cuando la vía láctea tiene una posición prácticamente vertical, por lo que para poder realizar fotos de esta entera, va a ser esta la posición que tendrá que tener nuestra cámara, excepto que usemos un super ultra gran angular (sí, lo de super lo he añadido yo).

¿Dónde encontrar el lugar perfecto para fotografiar la vía láctea?

Dado que lo que queremos es un lugar que cumpla los requisitos que hemos mencionado hasta ahora, vamos a necesitar elegir primero un lugar con poca contaminación y, posteriormente, mirar que este no tenga nubosidad en una fecha en concreto.

Para elegir si el punto concreto al que ir te dejo este mapa de contaminación lumínica, para que puedas encontrar los puntos oscuros de tu país.

Hay que evitar, por supuesto, realizar una foto de la vía láctea en la que el fondo sea una gran ciudad. Por lo que si quieres evitar esto tendrás que elegir uno de los puntos oscuros mencionados que, además, no tengan ninguna gran ciudad relativamente cerca en dirección hacia el sur.

Recomiendo que uses Google Earth para visualizar el lugar exacto al que quieres ir a hacer fotos ya que te permite, además, ver las fotografías que han realizado otras personas en el mismo sitio. Esto evita que tengas que conformarte con la vista de satélite que este otorga y puedes ver motivos interesantes que meter en tus composiciones (eso sí, intenta no copiar al resto, que te veo).

Equipo fotográfico para fotografiar la vía láctea

Bueno, aquí voy a hablar del material y equipo fotográfico necesario para poder hacer fotografías espectaculares de la vía láctea.

Aunque no es imprescindible tener el mejor material del mercado, en líneas generales no está de más tener un equipo relativamente bueno. No obstante, esto no va a ser un factor puramente limitante. Sin embargo, como vas a ver a continuación, si que hay algunas piezas de material que son absolutamente imprescindibles para lograr unas fotos increíbles de este estilo.

Cámara para fotografiar la vía láctea

Realmente puedes intentar hacer fotos de la vía láctea con cualquier cuerpo de cámara, o sea que no te sientas limitado por este.

No obstante, una cámara Full Frame es muy recomendable debido al rendimiento que tienen a ISOs elevados. Para mí, la cámara perfecta actualmente en ese sentido es la Sony A7 III.

Si bien es cierto que es posible usar cualquier cuerpo, con un cuerpo amateur o de gama baja o media-baja, vas a tener una pérdida de nitidez a ISOs bajos altísima.

Objetivo para fotografiar la vía láctea

Para hacer fotografías de la vía láctea vamos a necesitar un objetivo angular. Esto tiene todo el sentido del mundo, ya que la vía láctea es una galaxia, por lo que no es algo pequeño que pueda fotografiarse con un 85mm. O sea que lo importante es elegir una lente con una distancia focal relativamente baja. Bajo mi punto de vista, no más de un 24mm (en Full Frame).

Además de porque la vía láctea es enorme, un gran angular nos va a permitir usar tiempos de exposición relativamente más largos sin que se aprecie el movimiento de las estrellas (nunca más de 30 segundos en ningún caso, a ser posible.).

Idealmente, además de esto, que tenga una apertura de diafragma lo más grande posible, ya que para ver la vía láctea vamos a necesitar estar en puntos negros (ya hemos visto que estos son los puntos más oscuros del territorio). Recomiendo, por lo tanto, que la apertura más grande del objetivo sea, como máximo, un f2,8.

Trípode para fotografiar la vía láctea

Junto a la cámara y el objetivo, el trípode es el tercer elemento imprescindible para hacer una larga exposición, o sea que no lo dudes y lleva uno contigo siempre.

El trípode que recomiendo, por su sencillez y ligereza (ya que, además, para hacer fotos de la vía láctea va a tocar andar un buen rato) recomiendo este trípode benro de tan sólo 1,01kg (perfecto para viajes).

Es muy importante que el trípode que elijas tenga una rótula que permita hacer fotografías en vertical (obviamente). O sea que dentro de este requisito imprescindible, puedes fijarte en aquello que consideres más importante para tu forma de trabajar.

Intervalómetro o disparador a distancia para hacer fotos de la vía láctea

Este es un accesorio que, si bien no es imprescindible, es muy útil. Cuando haces fotografía de larga exposición es imprescindible que no presiones el disparador al hacer la foto porque transmites una vibración (por pequeña que sea, así es), a la cámara.

Por lo tanto, lo ideal es tener un disparador externo o intervalómetro para poder presionar el botón del mismo sin causar ningún tipo de vibración y, por lo tanto, trepidación, en la imagen.

Si no sabes lo que es un intervalómetro, te dejo aquí un enlace a un artículo en el que hablo de ello.

Por otra parte, si pretendes hacer otro tipos de fotografía nocturna que no sea de la vía láctea, va a ser más que necesario un intervalómetro ya que las cámaras de fotos tienen una velocidad de obturación máxima de 30 segundos. El intervalómetro rompe este límite y nos permite hacer fotos de tanto tiempo como queramos. O sea que si vas a adentrarte en el mundo de la larga exposición, este va a ser un accesorio fotográfico esencial para ti.

Linterna para hacer fotos de la vía láctea

Puede parecer una tontería, pero una linterna frontal (de esas que se llevan en la cabeza), nos va a facilitar muchísimo el trabajo ya que allá donde miremos estará completamente enfocado.

vía láctea linterna frontal

Supongo que muchos de vosotros usaréis el móvil, pero este no es, ni mucho menos, lo más cómodo para este cometido.

PowerBank

Es posible que vayas a estar bastantes horas haciendo fotos de larga exposición de la vía láctea, por lo que te recomiendo encarecidamente que lleves contigo una powerbank con unos cuantos miles de miliamperios para que no te quedes sin batería en la cámara ni en tu teléfono móvil (por si pasara cualquier cosa en la montaña y esas cosas).

Configuración de la cámara para hacer fotos a la vía láctea

Aquí llega uno de los apartados más importantes del artículo. Probablemente el que más estabais esperando la mayoría. Aquel en el que hablo de la configuración de la cámara para fotografiar la vía láctea.

Dispara en formato RAW

El primer parámetro que hay que tener configurado es el formato de archivo. Bajo mi punto de vista debería de ser 100% en formato RAW (el de mayor tamaño en caso de que tu cámara te de diferentes opciones).

El formato RAW te va a permitir editar tus fotos de forma más exhaustiva y controlada.

Piensa que cuando hacemos fotos a la vía láctea tenemos que poner el equipo a prueba en cuanto a condiciones lumínicas, por lo que será imprescindible tener el mayor margen posible a la hora de editar, cosa que podrás conseguir exclusivamente si disparas en RAW y no en JPEG.

Dispara en manual

Esta es la segunda configuración más importante, bajo mi punto de vista, para conseguir una fotografía de la vía láctea de calidad.

Tu cámara es muy posible que tenga problemas para medir la luz correctamente, por lo que lo mejor que puedes hacer es disparar en el modo de cámara manual para asegurarte una correcta exposición de la foto.

Además, si ya tienes algo de nivel y sabes utilizar técnicas avanzadas de larga exposición, es posible que quieras hacer lighpainting o técnicas similares que consisten en “pintar la foto” mediante luces una vez el obturador ya ha comenzado a hacer la foto. En este tipo de técnicas, evidentemente, lo que la cámara mida a nivel lumínico antes de hacer la foto no tendrá nada que ver con la iluminación real que habrá en la foto.

Velocidad de obturación

La velocidad de obturación es otro parámetro importante a la hora de hacer este tipo de fotografía de larga exposición, ya que no es una larga exposición cualquiera, sino una vía láctea. Esto quiere decir que cuando hacemos fotos a la misma queremos que se vea bien definida para poder apreciar todas las estrellas que la forman.

Por ello, hay que evitar fotografías de exposiciones muy altas. Es decir, un máximo de 30 segundos de exposición.

Si intentas usar velocidades de obturación más lentas, las estrellas aparecerán movidas dado el movimiento relativo que hay entre estas y nuestro planeta, o sea que hay que mantener una velocidad de obturación de 20-30 segundos.

Para elegir la velocidad de obturación perfecta, lo ideal es aplicar la regla de los 500. Esta regla establece que has de dividir 500 entre la distancia focal que vayas a usar para establecer la velocidad de obturación más lenta que podrás usar para que las estrellas aparezcan sin trepidación.

Por ejemplo, si usas un 14mm. 500/14 = 35. Es decir, si usas un 14mm deberías de usar tiempos de exposición inferiores a 35 segundos. Si usas un 20mm, entonces el tiempo de exposición máximo será de 25 segundos.

Ojo, si vas a aplicar esta regla y tu cámara no es Full Frame, recuerda aplicar el factor de conversión correspondiente a la focal que vayas a usar. Por ejemplo, si usar un sensor APS-C con un 20mm, has de multiplicar 20 por 1,5 (es decir, 30) para dividirlo entre los 500 que hemos dicho previamente. En este caso, el tiempo de exposición máximo es de 16 segundos.

Diafragma

El diagrama es otro de los parámetros esenciales clave a la hora de hacer fotos a la vía láctea. Lo ideal es disparar a la máxima apertura que este te permita (siempre que tenga una muy buena nitidez en esta).

Si eres un amante de los objetivos de focal fija en vez de los zooms, te recomiendo que dispares un punto o dos por encima de la máxima focal, ya que de esta forma tendrás una nitidez muy alta. Por ejemplo, si tienes un sigma art 20mm 1.4f, te recomiendo disparar a diafragma 1,8 para exprimir al máximo la nitidez que te da el objetivo. Aún así seguirás teniendo 1,3 pasos de luz más que alguien que dispare con un objetivo a 2,8f.

ISO

Sin duda, el ISO o sensibilidad del sensor es otro de los parámetros clave a la hora de hacer una fotografía de larga exposición, y más clave todavía lo es a la hora de hacer una vía láctea.

A la hora de hacer fotografías de la vía láctea vas a necesitar disparar a un ISO mínimo de 1600 (hasta 6400, incluso, dependiendo de la lente que uses), por lo que es probable pierdas nitidez y tengas que aplicar algo de reducción de ruido en las zonas de la imagen que no sean la vía láctea (ya que el ruido en la propia galaxia no queda mal del todo).

Distancia focal

Aunque esto no es algo que determine si la foto está correcta a nivel técnico o no, usar una distancia focal gran angular o ultra gran angular te va a dar muchas ventajas.

  • Cuanto más angular sea la distancia que uses conseguirás captar mayor cantidad de vía láctea en tu composición.
  • Si la distancia que usas es ultra gran angular conseguirás que las estrellas estén menos movidas aparentemente (ya que se verán más pequeñas porque estarán más alejadas, aparentemente).

Esos sí, tendrás que tener cuidado porque tendrás deformaciones, obviamente.

vía láctea angular

Modo de enfoque

El modo de enfoque recomendado es, sin lugar a dudas, el manual.

Dudo que tengas una cámara tan top que pueda ser capaz de enfocar en esas condiciones de luz. Ni si quieras la Sony A7 III es capaz de hacerlo, o sea que usa el modo de enfoque manual.

Además, te recomiendo que uses alguna de las técnicas que voy a explicarte a continuación para tener un enfoque perfecto.

  • Hiperfocal.
  • Usa el focus peaking de tu cámara.
  • Focus stacking.
  • Enfoca en manual aumentando previamente la imagen y dejando el modo de enfoque del objetivo en manual.

Si quieres aprender a enfocar al infinito, échale un vistazo a este artículo en el que lo explico.

No te olvides de visualizar la imagen que has tomado tras haber enfocado en modo manual para hacer zoom sobre la misma y asegurarte de que has enfocado correctamente.

Ni se te ocurra olvidarte de hacer esto, sobre todo, si mueves la cámara ya que es posible que hayas tocado el anillo de enfoque de la misma sin darte cuenta. Es decir, cada vez que te muevas de localización o cambies la cámara de lugar, comprueba que está enfocada la distancia que deseas.

Balance de blancos

El balance de blancos o equilibrio de blancos es especialmente importante en este tipo de fotografías, aunque si disparas en RAW no hay ningún problema porque puedes corregirlo a posteriori en edición.

Si que es cierto que todo lo que consigas clavar en el momento de la toma es trabajo que te ahorrarás de edición, o sea que para que tengas una buena referencia, usar temperaturas de entre 3000 y 3500ºK suele ser lo acertado en este tipo de situaciones.

Presta especial atención en disparar con la misma temperatura de color a la hora de hacer varias exposiciones que quieras fusionar el proceso de edición.

Modo de disparo

El modo de disparo es algo muy importante, ya que estamos haciendo una larga exposición y no queremos transmitir vibraciones innecesarias a la fotografía.

Te recomiendo que uses el temporizador (a un mínimo de 2 segundos) o el disparador a distancia (en caso de que lo tengas) para evitar vibraciones y, por lo tanto, movimientos innecesarios en la imagen (traducidos a trepidación).

La configuración típica es la siguiente:

  • Velocidad de obturación: 30 segundos
  • Diafragma: 2.8f
  • ISO: 3200
  • Distancia focal: ultra gran angular
  • Enfoque manual
  • Balance de blancos auto (o 3000-3500k)

Técnicas para hacer fotografías de la vía láctea

En este apartado voy a enseñarte algunas técnicas para hacer fotografías de la vía láctea que sean lo más atractivas posible.

Fotografía sólo la vía láctea

Esta es una opción muy típica que puede dar buen resultado, pero puede que a la imagen le falte esencia. Es decir, que no transmita demasiado ya que sólo hay un sujeto en la imagen, la vía láctea.

Contraluz con una única exposición

Este recurso es muy sencillo de hacer, ya que cualquier sujeto que pongas delante de la vía láctea y no esté iluminado (y la foto esté disparada con los valores mencionados previamente) estará completamente subexpuesto.

fotografiar la vía láctea contraluz persona

Es decir, conseguiremos un contraluz generado por la iluminación proveniente de la vía láctea y la subexposición del sujeto que añadamos delante de la misma.

Ilumina parte del terreno o algún elemento de la composición

Este es otro muy buen recurso que hay para hacer fotografías de larga exposición sin necesidad de llegar a hacer varias exposiciones.

Si iluminas alguno de los elementos que aparecen en la imagen no vas a necesitar hacer dobles o triples exposiciones y verás a tiempo real más o menos cómo ha quedado la foto.

Esta técnica consiste en, usando una linterna para fotografía nocturna, iluminar parte de la imagen que se encuentra subexpuesta a los valores de exposición mencionados previamente.

De esta forma conseguirás que esté correctamente expuesto el motivo principal y la vía láctea.

Hacer varias exposiciones

Esta es una de las técnicas más típicas a la hora de hacer fotografías de la vía láctea.

Consiste en hacer varias exposiciones con diferentes parámetros para, posteriormente, mezclarlas en el programa de edición que uses y tener una sola exposición. Es muy importante que no cambies el encuadre absolutamente nada entre tomas.

Lo ideal es exponer para el suelo o el elemento que tengas en primer plano en un disparo y en el segundo disparo exponer la vía láctea correctamente.

vía láctea doble exxposición

Esta técnica tiene una ventaja muy grande (si usas intervalómetro), y es que vas a poder disparar una de las dos exposiciones a ISO 100 o 200. El intervalómetro será fundamental porque si no no vas a poder disparar a velocidades más lentas que 30 segundos de exposición.

Puedes hacer tantas exposiciones como diferentes elementos o zonas tengas en tu imagen.

Panorámica para sacar el arco de la vía láctea

Si lo que quieres es conseguir la vía láctea de lado a lado, y puesto que esta suele ir de lado a lado del horizonte (casi 180º), vas a necesitar fusionar varias tomas, a modo de panorámica, para poder sacarla entera.

Lo ideal es que sean fotografías verticales para que quepa algún elemento interesante en la composición.

No te olvides de la composición en la fotografía nocturna

Este es otro punto que me gustaría que te quedara claro a la hora de hacer cualquier tipo de fotografía nocturna o de larga exposición.

La fotografía de este tipo es un tipo de fotografía que, per sé, llama mucho la atención y es atractiva, pero por esto precisamente hemos de tener en cuenta los diferentes tipos de composición fotográfica, para evitar que la foto sea solamente llamativa y conseguir que sea una composición increíble.

fotografiarla vía láctea reflejos

En este tipo de fotografías puedes conseguir que la foto diga algo más, y que no sea una simple foto bonita o curiosa.

Edición o procesado de una fotografía de la vía láctea

Este es otro de los apartados que más suelen gustar a la gente, la edición. Por si eres de los que usa Lightroom, te dejo un artículo explicando como revelar con Lightroom para que aprendas algunos truquillos al respecto.

Voy a darte unos consejos que has de tener en cuenta a la hora de editar este tipo de fotografías:

  • No olvides activar las correcciones de lente, ya que este tipo de fotografía suele realizarse con grandes angulares (y estos deforman mucho). Por supuesto, corrige también el viñeteo (excepto que te guste, por supuesto).
  • Aplica filtros radiales o usa los pinceles de ajuste para hacer edición por zonas intensificando, entre otras, el centro galáctico. Para hacerlo, puedes subir las altas luces y dar contraste al mismo (ten cuidado que no se sature en exceso esa zona y quede demasiado artificial).
  • Reduce el ruido en las zonas que no sean la vía láctea de forma más contundente (mediante el uso de un pincel de ajuste también).
  • Si has hecho varias exposiciones y has disparado con un balance de blancos automático, presta especial atención en que este quede más o menos homogéneo en la fotografía final. Es decir, has de igualar el balance de blancos en las diferentes tomas que hayas realizado.

Recuerda que si quieres aprender a hacer todo esto y mucho más en Lightroom, échale un vistazo a mis cursos para fotógrafos.

Y con esto sí que sí concluyo este articulazo sobre cómo fotografiar la vía láctea. Si tienes información extra que añadir o cualquier duda, no te lo pienses y deja un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *