Aunque pueda parecer que solo me dedico  viajar, dar cursos y vender presets online, en verdad también me dedico a hacer vídeos de bodas. Y, la verdad, me encanta. Me encanta ser quien capta ese día tan especial en la vida de dos personas, prepara la fórmula mágica, y crea un cóctel de sensaciones a través de un pequeño tráiler lo más emotivo posible.

Si tienes cualquier consulta sobre el día de tu boda, siéntete libre de preguntar.